symbol_negative_486.png

Especular vs. invertir

Especular e invertir son palabras muy comunes cuando se trata de invertir dinero. Los inversores privados, en particular, tienen dificultad para diferenciar los dos términos al principio. A primera vista, la especulación no se puede distinguir inmediatamente de una inversión y es por ello que se necesita echar un vistazo a cada operación respectivamente.

 

1.- ¿Qué significa especular?

La especulación en bolsa consiste en abrir y cerrar operaciones en bolsa durante un breve periodo de tiempo. En esencia, la especulación busca comprar barato y vender caro, ganando una plusvalía entre el precio de compra y el precio de venta.

 

2.- ¿Qué significa invertir?

Toda inversión implica una especulación en mayor o menor grado, ya que apostamos a que la cotización de la acción a largo plazo sea mayor que la cotización a la que hemos comprado la acción. La inversión en bolsa consiste en realizar un análisis exhaustivo sobre aquellas empresas que ofrecen un mayor potencial de crecimiento para obtener una determinada rentabilidad, comprando a un precio lo suficientemente barato.

 

3.- Diferencia entre especulación e inversión

Tiempo de posesión

El primer y más importante diferenciador entre una inversión y una especulación es el tiempo de posesión del activo financiero, es decir, el periodo entre la compra y la venta del activo financiero. Se habla de especulación cuando el período entre compra y venta es relativamente corto mientras que las inversiones, por otro lado, tienden a estar orientadas a largo plazo.

Veamos esta diferencia con el siguiente ejemplo. Supongamos que Tesla publica sus resultados trimestrales en el día X y vamos asumir que sus resultados van a ser mejor que lo que generalmente se espera. Si compro la acción de Tesla antes del día X con la esperanza de que al día siguiente va a subir, estoy apostando a una subida de la acción a corto plazo. En este caso estamos hablando de la clásica especulación. Si invierto a largo plazo en Tesla porque estoy convencido de que la empresa a largo plazo va a seguir siendo innovadora, venderá más coches y sus beneficios van a aumentar, entonces estamos hablando de una inversión. Ese trimestre particular no juega un papel importante porque tengo un horizonte temporal mucho más a largo plazo.

Fuentes de información

Otro criterio diferenciador entre una inversión y una especulación son las fuentes de información utilizadas.

Benjamin Graham, profesor de Warren Buffett es uno de los defensores a ultranza de la inversión a largo plazo. En su libro “El inversor inteligente”, del que te hemos copiado el enlace abajo en la descripción, diferencia una inversión de una especulación de la siguiente manera: “Una operación de inversión es aquella que, tras un análisis exhaustivo, promete seguridad para el principal y un adecuado rendimiento. Las operaciones que no satisfacen estos requisitos son especulativas”.

En la especulación, la operativa se basa en la evaluación del movimiento del precio para detectar patrones de compra y de venta. Un Daytrader, que es considerado el típico especulador, toma sus decisiones basándose principalmente en los precios y los indicadores derivados de ellos. Por ejemplo, el daytrader analiza la evolución del precio de una materia prima y si cotiza por debajo o por encima de la línea promedio de los últimos 200 días.

Un inversor sin embargo basa sus decisiones en el llamado análisis fundamental de una empresa, en el que se realiza un análisis macroeconómico, un análisis sectorial, un análisis de la empresa así como un análisis del valor intrínseco versus valor actual de la empresa. Durante el análisis fundamental, el inversor examina el modelo de negocio de la empresa, sus ventajas competitivas existentes, sus innovaciones, la calidad de los directivos, la competencia en el mercado así como importantes indicadores financieros como la tasa de endeudamiento, la rentabilidad sobre recursos propios o el estado de los pedidos. El estado de los pedidos es un buen indicador que muestra si la empresa es capaz de generar ingresos y beneficios en el futuro. Dos de las métricas más importantes y más fáciles de calcular son el Beneficio por Acción (BPA) y el PER que viene del inglés Price to Earning Ratio. Estas dos métricas están muy ligadas entres sí. El BPA no es más que el beneficio en euros, que ha dado cada una de las acciones ese año y se calcula dividiendo el beneficio total de la empresa entre el número de acciones que tiene. Por otro lado el PER mide la relación entre la cotización y el beneficio por acción y nos indica cuantas veces se refleja el beneficio por acción en la cotización de la empresa. El PER se calcula dividiendo el precio de la acción entre el BPA.

Mucha gente cree que solamente los inversores son útiles para la economía. Por un lado, esto es cierto ya que los inversores aportan capital a las empresas para que puedan financiar sus inversiones y crecimiento y así ofrecer una mayor utilidad a la sociedad. Por otro lado, los especuladores también tienen su razón de ser, ya que aseguran una alta liquidez en el mercado de capitales, lo que facilita mucho a los inversores la compra y la venta.

 
4.- Ventajas de especular vs. invertir

La especulación tiene tres ventajas fundamentales respecto a la inversión a largo plazo.

Resultados a corto plazo

La primera de esas dos ventajas es que como el horizonte temporal es mucho más corto que en la inversión a largo plazo los resultados se obtienen también a corto plazo. Si te dedicas profesionalmente a hacer daytrading, realizarás varias operaciones dentro de un mismo día, lo que significa que tendrías tus resultados en el mismo día. Si además eres un daytrader rentable, podrás generar un sueldo gracias a los resultados obtenidos día a día. Esto es algo que no conseguirás con la inversión, donde podemos llegar a tener un gran patrimonio, pero a lo largo de los años.

Especular a la baja

La segunda ventaja de especular es la opción de invertir tanto al alza como a la baja. Eso significa que podemos ganar dinero ‘’apostando’’ a que las acciones subirán, o ‘’apostando’’ a que las acciones bajarán.

Esto se hace principalmente a través de productos financieros altamente especulativos, como los CFD y sólo aptos para inversores experimentados. Si bien es cierto que en la inversión a largo plazo también se pueden utilizar estos productos para invertir a la baja, la realidad es que no se usa prácticamente nunca.

Tributación sobre el patrimonio

En algunos países europeos como España, Suiza, Bélgica y Noruega así como en determinados países de Sudamérica como Argentina, Colombia y Uruguay existe un impuesto sobre el patrimonio. Este impuesto es diferente en cada país y se suele aplicar a patrimonios superiores a una cierta cuantía. Los activos financieros forman parte del patrimonio y por lo tanto están gravados por este impuesto. Esto supone una pequeña ventaja respecto a la inversión a largo plazo ya que en la especulación no se suelen mantener los activos por largos periodos de tiempo, de hecho lo más común es cerrar las operaciones en un mismo día.

 

5.- Desventajas de especular vs. invertir

Comisiones

Una de las principales desventajas de la especulación, si la practicas con frecuencia son las comisiones. Por cada operación de compraventa que realizas, tendrás que pagar una comisión a tu bróker. En el caso de hacer daytrading esto supone un coste importante, dado que a lo largo del día se pueden realizar un gran número de operaciones. Es por ello que es importante elegir un buen bróker, que te asegure  unas comisiones competitivas, que no lastren tus resultados por culpa de este coste operativo.

Tributación sobre plusvalía

La inversión a largo plazo cuenta con la ventaja de poder pagar los impuestos sobre la plusvalía en diferido, es decir, en el momento en que vendes las acciones o los fondos de inversión. Gracias a ello, hasta que no realizamos la operación de venta podemos mantener nuestras posiciones en acciones durante años sin pagar ni un euro en impuestos.

En la especulación, se suele comprar y vender el activo financiero en un periodo de tiempo muy corto, eso significa que no puedes pagar los impuestos en diferido, ya que los impuestos hay que calcularlos con cada venta de activos.

Dividendos

Otra de las desventajas de la especulación en el caso de las acciones es que solamente se centra en una de dos formas con las que se puede ganar dinero con las acciones. Las dos formas de ganar dinero con acciones ya te las hemos explicado antes en este artículo. La especulación se enfoca principalmente en obtener beneficio por el aumento de la cotización de la acción, obviando los dividendos. La inversión a largo plazo se beneficia por lo tanto de ambos, los aumentos de valor de la acción y los dividendos repartidos por las empresas.

Tiempo invertido

Si bien es cierto que con la especulación puedes obtener resultados prácticamente inmediatos, para conseguirlos debes dedicar varias horas al día al seguimiento de la cotización para poder llevar a cabo operaciones ganadoras. En cambio la inversión a largo plazo requiere varios años para rentabilizar la inversión, puedes tener tus acciones aparcadas y simplemente revisarlas una par de veces al año.

No se debe ignorar el tiempo que hay que dedicarle a la declaración de la renta en caso de que especules con frecuencia o bien el dinero que le pagas a vuestro asesor financiero en el caso de que te lleve la contabilidad de tus cuentas.

 

6.- ¿Qué tiene más sentido para inversores privados?

La inversión a largo plazo es la más adecuada para inversores privados. Se debe dejar la especulación a los daytrader, que han hecho de esta actividad su profesión.

Si quieres ganar dinero con el Daytrading, debes saber que no es una forma rápida de ganar dinero. Se necesita mucha disciplina y al principio mucho trabajo duro. Además, los daytraders compiten en los mismos mercados que los grandes bancos de inversión, que emplean a legiones de traders experimentados y con el mejor equipo tecnológico.

Si lo que quieres es aumentar tu patrimonio y llegar a tener una fortuna, tiene más sentido invertir a largo plazo. Dentro de la inversión a largo plazo hay dos modalidades. La primera se llama inversión activa y se trata de que tú mismo analices y escojas individualmente las acciones y valores financieros. No es siempre sencillo, buscarse los activos financieros e invertir de una forma activa, realizando análisis fundamentales de empresas, lleva mucho tiempo. La segunda modalidad se llama inversión pasiva y se trata de delegar la gestión de tus inversiones a un gestor de fondos de inversión o bien a un gestor de ETFs. Para aumentar tu patrimonio, y sobre todo al principio, tiene más sentido concentrarse en invertir pasivamente. Esto es lo más recomendable para los principiantes porque así no tienes que invertir tanto tiempo y puedes dedicarlo a familiarizarte paulatinamente en el tema de la Inversión.

Inversión activa y pasiva.jpg

Justo ahora que mencionamos el tiempo, es importante mencionar el concepto de "Return on Time Invested". Si consigues, con un capital relativamente pequeño, unos beneficios anuales de 1.000€, pero para ello has tenido que invertir 2 horas diarias en analizar empresas, entonces tu salario por hora estará por debajo de 1,50€ la hora. Con un minijob de 450€ al mes, habrías ganado más dinero. Por ese motivo, tiene más sentido empezar a invertir pasivamente y formarse en el mundo de las inversiones. Concentrate sobre todo al principio en aumentar tu capital. Después, si ya tienes un capital considerable y quieres probar a invertir de forma activa, no hay nada en contra de especular en la Bolsa con la parte del capital sobrante después de descontar los gastos y los ahorros mensuales. Adquiere tu propia experiencia!